martes, 7 de julio de 2015

25 Curiosidades sobre el amor - Sabías que...

Cómo nos afecta el amor? Hay diversos tipos de amor?? Qué ocurre en nuestro cerebro? Descubrelo con este vídeo!!





Los científicos sugieren que simplemente mirando a los ojos de otra persona es un precursor para el amor.

Los anillos de compromiso a menudo se colocan en el cuarto dedo de la mano izquierda ya que los antiguos griegos sostenían que ese dedo contiene la vena amoris, o la "vena del amor", que va directamente al corazón.

Una nueva investigación sugiere que el amor apasionado no siempre disminuye con el tiempo.

La necesidad de enamorarse es, como el sexo y el hambre, una primitiva necesidad biológica.

Los científicos sugieren que la mayoría de la gente se enamora aproximadamente siete veces antes de casarse.

Los estudios demuestran que si un hombre conoce a una mujer en una situación peligrosa (y viceversa), como en un puente a punto de caer, es más probable que se enamore de ella que si se encuentra con ella en un ambiente más mundano, como en una oficina.

Hombres y mujeres son atraídos subconscientemente por aquellos con una cara simétrica.

Los hombres en el amor muestran más actividad en la parte visual del cerebro, mientras que las mujeres que aman muestran más actividad en la parte del cerebro que regula la memoria.

Entre más largo sea un noviazgo, mejores serán las perspectivas de un largo matrimonio. Las personas que tienen intensos romances con alguien que acaban de conocer (tipo Hollywood) son más propensas al divorcio.

El amor romántico dura algo más de un año, tal vez porque el cerebro no puede mantener eternamente un estado de continua renovación de la felicidad amorosa.

El jefe azteca, Moctezuma, consideraba al chocolate como una "droga de amor" por lo que bebía 50 tazas de chocolate al día antes de visitar su harén de 600 mujeres.

Cuando alguien conoce un nuevo amor, se suprimen los circuitos neuronales que se asocian generalmente con el juicio social.

Un estudio en jóvenes universitarios que habían sido rechazados por sus parejas mostró que tenían una fuerte actividad en el cerebro asociadas con la corteza insular, la parte del cerebro donde se experimenta el dolor físico.

Un trébol de cuatro hojas a menudo se considera de buena suerte, pero también es parte de un ritual de amor en Irlanda. En algunas partes de Irlanda, si una mujer se come un trébol de cuatro hojas mientras piensa en un hombre determinado, supuestamente és éste va a enamorarse de ella.

Históricamente, el sudor ha sido un ingrediente activo en perfumes y filtros de amor.

Uno de los mayores predictores del amor es la proximidad. La cercanía física entre dos personas lleva a que aumente su estado emotivo, y no es raro escuchar historias de jefes que se enamoran de sus secretarias.

Al ser alguien abandonado lo conduce a menudo a la "atracción por frustración", lo que hace que una persona ame a quien lo dejó, o aún más.

El cerebro enamorado y el cerebro lujurioso no son idénticos. las fotos eróticas activan el hipotálamo (que controla el hambre y la sed) y la amígdala (excitación). El amor activa las áreas del cerebro con una alta concentración de receptores de dopamina (asociada con la euforia, ansiedad y adicción) y su pariente, la noradrenalina.

Los impedimentos exteriores son a menudo un elemento crítico en el amor romántico. A veces llamado el "efecto Romeo y Julieta", una situación con dificultades u obstáculos es probable que intensifique una pasión para un ser querido.

Algunas personas afirman que nunca han sentido el amor romántico ya que sufren de hipopituitarismo, una rara enfermedad que no permite que una persona sienta el éxtasis de amor.

El líquido seminal puede contribuir al amor romántico. Los informes sugieren que el líquido que rodea el espermatozoide contiene dopamina ("la sustancia del placer") y de noradrenalina, así como de tiroxina, un aminoácido que el cerebro necesita para la fabricación de dopamina.

Los antidepresivos pueden comprometer el amor romántico, ya que refuerzan los niveles de serotonina. Los niveles superiores de serotonina aminoran las emociones e inhiben los pensamientos obsesivos sobre el amante, ambos componentes esenciales del amor.

Se estima que entre el 40 y el 70% de los homicidios de mujeres son cometidos por sus amantes y cónyuges.

Los altos niveles de testosterona puede suprimir la oxitócina y la vasopresina (sustancias químicas asociadas con el amor perdurable), lo que puede explicar por qué los hombres con mayores niveles de testosterona tienden a casarse con menor frecuencia, se y la vasopresina.