miércoles, 29 de julio de 2015

Top 5 Peores negocios en la historia - Sabías que...

Que arrepentiemientos más grandes que deben de tener algunos. Quienes fueron los que más la fastidiaron a la hora de negociar? Descubre lo con este vídeo!





Venta de Carbocol. En noviembre de 2000, Colombia vendió su participación de la mina Cerrejón (equivalente del 50 por ciento) por 383 millones de dólares. El avalúo de Carbocol, según la metodología adoptada por la banca de inversión que hizo el cálculo, debería haber sido de 540 millones de dólares, pero el negoció se cerró un año después del avalúo y en ese momento éste se modificó adicionando una cláusula de protección de riesgo para el comprador. Lo irónico es que esos 383 millones de dólares que recibió la nación fueron una raquítica "cantidad" si tomamos en cuenta que a los 16 meses el dueño del restante 50 por ciento, Intercor, vendió su participación en 1.117 millones de dólares... En el 2006 uno de los compradores, Glencore, vendió el 33 por ciento de la mina en 1.700 millones de dólares, con lo que Colombia habría podido vender su 50 por ciento en 2.575 millones de dólares.

El no a Google. En el 2001, en plena crisis de las ‘puntocom', el CEO de Yahoo, Terry Semell se vio con Larry Page y Sergey Brin, dueños de Google, para ver si el gigante compraba a esta naciente empresa con un buscador muy eficiente pero que apenas se estaba estableciendo y no era tan popular. Los creadores dijeron que Google costaba 3 mil millones de dólares, y la cabeza de Yahoo casi se muere de la risa. Lo cierto es que Yahoo pudo haber adquirido a Google pero no lo hizo y hoy en día ese ‘chico' es el mandamás de internet y tiene un valor que se estima en 100 mil millones de dólares, mientras el otro ‘grande' no sabe cómo enfrentarlo. Curiosamente, ahora Yahoo ya no figura entre los grandes.

Los Beatles. En 1962, Dick Rowe, jefe de la división de música popular de Decca Records, recibió a un cuarteto de jovencitos que buscaba una oportunidad para grabar un disco. El productor los escuchó, hizo mala cara y ante la presencia de tres guitarristas y un baterista, los rechazó aduciendo que: "esa música de guitarra está en decadencia". El grupo respondía al nombre de The Beatles el cual, de la mano de un productor llamado George Martin, se convertiría en el máximo exponente de la música popular del siglo XX. Rowe, quien prefirió a un grupo que hoy nadie recuerda llamado The Tremeloes, trató de resarcirse y Decca Records firmaría un par de años después a los Rolling Stones; pero el error ya se había cometido y el destino pareció cobrárselo en 1970 cuando el grupo de Mick Jagger abandonó la firma.

Waterworld y el acabose de Kevin Costner. A comienzos de la década de los 90, Kevin Costner era el hombre más poderoso de Hollywood. Su película ‘Danza con lobos' había barrido en los premios. La crítica lo amaba, al igual que el público. En 1995 Costner estrenó ‘Waterworld', una cinta que le costó 229 millones de dólares, la segunda más cara de la historia detrás de Titanic (1997). ´Waterworld´ no alcanzó a recaudar ni el 50 por ciento de lo invertido. Lo peor es que Costner entró en mala racha y en 1997 estrenó ‘El mensajero', una película que costó 80 millones de dólares y apenas recaudó 17.6 millones de dólares; pero el peor fracaso de Hollywood fue ‘Pluto Nash', película que costó 120 millones de dólares y apenas recaudó en todo el mundo 8 millones de dólares.

Nadie creía en el teléfono. En un memorando interno de Western Union Telegraph Company, en 1876, escribieron el siguiente texto, después que Alexander Graham Bell les ofreciera su invento, el teléfono: "Este ‘teléfono', tiene muchas cosas en su contra para ser considerado un medio de comunicación. El aparato no tiene ningún valor". Ante este rechazo, Bell creó la Bell Telephone Company, en Boston; y en 1892 realizó la primera conversación por vía telefónica en la historia. Western Union decidió contratar a otros dos genios de la época, Elisha Gray y Thomas Alva Edison, para hacerle competencia al hombre al que había rechazado años antes, pero fue un fracaso. La compañía de Bell se impuso, se cambió el nombre a American Telephone and Telegraph (AT&T), y se convirtió en la principal proveedora de telecomunicaciones en el mundo, mientras Western Union se olvidó de los teléfonos, y se dedicó al traslado de finanzas (dinero).