jueves, 19 de noviembre de 2015

Los manjares más extraños del mundo

Te atreverías a comer alguno de estos platos que preparan alrededor del mundo? Su aspecto no es muy bueno pero dicen que están  deliciosos!






Sesos de mono

El auténtico manjar de Guinea, los sesos de mono, son servidos en su cráneo y se preparan de la siguiente forma: se agarra al mono, se le abre el cráneo todavía vivo y se sirve con los sesos todavía calientes y palpitantes.

Gusanos de maguey

En México fríen los gusanos de maguey con mantequilla y los sirven en tacos con salsa picante. Son riquísimos (eso es lo que dicen), el problema es que su aspecto no los ayuda en nada: son gusanos amarillos y gorditos.

Tarántula frita

Es un plato típico de Camboya, donde las tarántulas son freídas en aceite y forman parte del aperitivo cotidiano, así que si te encuentras una tarántula en tu casa no la pises métela en un sartén y disfruta de este delicioso plato. Las patas son crocantes como las papas fritas y el cuerpo tiene una textura similar al queso derretido

Hormigas culonas

Estas hormigas tienen la cabeza gruesa, el tórax delgado y el abdomen extraordinariamente abultado con relación al resto de su cuerpo, provista de grandes tenazas y cuatro alas, a primera vista causan una muy mala impresión Pero en Colombia, las hormigas culonas son un manjar al que algunos les atribuyen propiedades afrodisíacas. Para prepararlas se descartan las cabezas, alas y patas, se sumergen los cuerpos en agua salada y se los tuesta en sartenes de cerámica. Una explosión de sabor en la boca.

Chupeta de escorpión

Es un caramelo con sabor a toffee que contiene un autentico escorpión comestible. El escorpión ha sido criado especialmente en granjas de escorpiones chinos para el consumo humano y han sido tratados con calor para retirar las toxinas de manera que se pueden consumir sin peligro. Se dice que los escorpiones tienen muchas propiedades saludables. Este dulce parece un pedazo de ámbar pero es un caramelo delicioso. Viene en su propia caja de cartón blanco.

Grillos verdes Tailandeses al curry

Grillos criados en granjas para consume humano. Han sido alimentados con una dieta a base de cereales frescos y verduras. Estos deliciosos aperitivos han sido cocinados al horno hasta que son crujientes en una suave sazón tailandesa con curry. Los grillos tienen un altísimo nivel de proteínas y bajo contenido en grasas saturadas así que son un aperitivo muy sano.

Lutefisk

Es una comida tradicional de los países nórdicos, que se hace con pescados blancos secos, preferentemente bacalaos, preparados con soda y a lo largo de un tratamiento bastante particular. La primera parte consta de sumergir los pescados en agua fría durante cinco o seis días, para luego sumergirlos durante dos más en una preparación de agua con soda. Así, los alimentos ganan tamaño pero pierden un 50 por ciento de su proteína, lo cual convierte su consistencia en una especie de gelatina. Una vez terminado el proceso, el PH de los pescados es lo suficientemente alto (11 - 12) como para que estos sean corrosivos. Para que la receta esté terminada, hay que volver a poner los alimentos en agua durante seis días más y luego cocinarlo al vapor durante unos 20 minutos.

Cerveza de hueso humano

Ya es raro que exista una cerveza de hueso, pero que esta sea a su vez de hueso humano me resultó realmente llamativo. Claro, no la verán en anaqueles pues es un alimento ritual. Los indios de la etnia Cocomo en Perú realizan desde siglos una costumbre denominada por los antropólogos como “Canibalismo compasionado”. Esta costumbre se basa en realizar cerveza con los huesos de un familiar fallecido para luego ser consumida por la familia. De esta manera se asegura que el espíritu de la persona siga viviendo en los cuerpos de sus seres queridos.

Casu marzu

Es un queso pecorino sardo elaborado gracias a la acción digestiva de las larvas de la mosca del queso, Piophila casei, las cuales se introducen en el queso y producen niveles altos de fermentación.

Hagáis

Es el plato típico escocés y hace falta una buena medida de whisky para animarse a comerlo. Se trata de corazón, pulmones e hígado de oveja condimentados con cebollas, harina de avena, hierbas y especias; todo eso embutido dentro de una bolsa hecha del estómago del animal y cocido durante varias horas.