miércoles, 24 de febrero de 2016

El pueblo africano donde cada casa es una obra de arte

El arte africano hay que ir a verlo. No son sólo cuadros o piezas de colección. En Tiebele cada casa es, en sí misma, una obra de arte. Si no te lo crees, ehca un vistazo!





Burkina Faso no es una zona frecuentada por los turistas, pero en la base de una colina con vista a la sabana de África occidental se encuentra un pueblo extraordinario. Un complejo de 1,2 hectáreas con arquitectura circular de tierra, intrincadamente bello. Es la residencia del jefe, la corte real y la nobleza de la gente Kassena, que colonizaron la región en el siglo 15, convirtiéndose en uno de los grupos étnicos más antiguos de Burkina Faso. Este pueblo es Tiébélé.

El pueblo se mantiene extremadamente aislado y cerrado a los extraños, muy probablemente para asegurar la conservación y la integridad de sus estructuras y de proteger las tradiciones locales.

Una residencia real en el África no es lo que podríamos pensar en cuando imaginamos palacios reales. En Tiébélé, la corte real se compone de una serie de pequeñas estructuras de adobe, cubierto con pinturas de arcilla naturales, con patrones geométricos elaborados para diferenciarlas de las casas de la gente común.