martes, 12 de abril de 2016

Sabes cómo conseguir agua del aire!!??

NUEVO INVENTO. Esta botella puede conseguir agua sencillamente del aire de su alrededor. Nunca te quedarás desidratado. Además funciona con energía renovable, energía solar.





Últimamente me sorprendo días sí y día también con la sensacional inventiva del hombre, desde la maletas que te siguen como un perrito a espermatozoides motorizados, como remedio a la infertilidad masculina. En este caso venimos a hablar de una de esas ideas simples y geniales que, una vez explicadas, parece increíble que no se hubieran realizado antes. Hablamos de la Fontus Airo, una botella que se rellena automáticamente y como por arte de magia, sin ninguna fuente externa de agua… aparentemente.

¿De dónde viene ese agua? Del aire. Probablemente sepas que el aire transporta en mayor o menor medida agua en estado gaseoso. Si este agua topa con una superficie impermeable y se acumula en suficiente cantidad, acaba por convertirse en gotas visibles de agua. Lo vemos en las lonas de una tienda de campaña, cuando empieza a refrescar y en el rocío mañanero. Partiendo de esta base, los ingenieros de Fontus han ideado un sistema para extraer el el agua ambiental.

La condensación se consigue mediante un motor que absorbe continuamente aire, haciéndolo pasar a través de un fino filtro formado por material hidrófugo. Al topar con las paredes del filtro, el vapor de agua resbala, haciendo chocar las diminutas partículas de agua, que se van acumulando hasta precipitarse al interior de la botella. Este filtro está preparado para dejar pasar el agua, pero no la suciedad ni los insectos que pueda llevar el aire. Para propulsar el motor, se emplea energía fotovoltaica, por lo que esta mágica botella es totalmente independiente, no necesita fuentes para llenarse, ni enchufes para cargarse.

Existen dos modelos, uno adaptado a un soporte para la bicicleta y otro de mano. Este último podríamos llevarlo en la parte externa de nuestra mochila, de modo que mientras damos un paseo por el monte, se vaya llenando de agua continuamente. La única pega que en este momento podríamos echarle en cara a la Fontus Airo es la ausencia de un filtro más avanzado, capaz de proteger el contenido de la contaminación atmosférica de las ciudades. De hecho, desde Fontus no recomiendan cargar y consumir el agua generada en el ambiente urbano, ya que el agua recogería esta contaminación y nos acabaríamos bebiendo un desagradable zumo de tubo de escape.