martes, 21 de junio de 2016

Dejan unas gafas en el suelo de un museo y creen que es una obra de arte

El arte moderno.... ¿Creatividad e inspiración o una broma?



El arte contemporáneo es un terreno resbaladizo, cuyas fronteras a menudo son difusas. Y a riesgo de quedar como un indocumentado, siempre mejor poner la mano en la barbilla y asentir.

Algo así es lo que les ocurrió el pasado fin de semana a algunos visitantes del Museo de Arte Moderno de San Francisco, quienes, ante la visión de unas gafas en el suelo, dieron por sentado que se trataba de una obra más de la exposición.

En realidad, las gafas pertenecían a TJ Khayatan, un adolescente de 17 años de la Bay Area que decidió realizar un pequeño “experimento social” durante su última visita al museo.

Tal y como ha explicado a BuzzFeed, Khayatan y sus amigos estaban visitando las exposiciones cuando una de las piezas –un animal disecado encima de una sábana gris– le hizo cuestionarse qué tenía de interesante aquello.

Fue entonces cuando él y sus amigos decidieron dejar unas gafas en el suelo y observar cómo reaccionaba la gente.

Según Khayatan, al minuto de dejar las gafas, la gente empezó a agruparse alrededor de su “obra”, observándolas y haciéndoles fotos.

Viendo que cada vez había más gente que hacía lo mismo, decidió hacerles fotos.

Este lunes colgó las fotos en Twitter, y poco después se volvieron virales, propiciando muchas risas y alguna que otra discusión sobre la legitimidad del arte moderno.

“Puedo estar de acuerdo en que el arte moderno a veces puede ser una broma, pero el arte es una manera de expresar nuestra propia creatividad”, ha dicho. “Algunos lo interpretarán como una broma, otros quizá consideren que tiene un gran significado espiritual. Al final, lo veo como un placer para mentes imaginativas y gente de mentalidad abierta".

Y a la pregunta, ¿es lo que hizo Khayatan arte?, lo mejor es responder con otra pregunta:

¿A caso no son las bromas virales una suerte de performance?