lunes, 27 de junio de 2016

La nueva droga que está de moda en el norte de Europa

Una vieja conocida que nunca antes se había considerado droga y es totalmente legal.




Esnifar chocolate puro, el cacao en polvo de toda la vida, se está convirtiendo en una peligrosa moda de la noche.

Sí, estáis leyendo bien: La nueva “droga” de los pubs nocturnos es el chocolate, y no hablamos de un pseudónimo de una droga, sino de cacao puro común y corriente, pero inhalado. Esta extraña tendencia parece haber nacido en los círculos nocturnos de Bélgica y Alemania, gracias al uso de un dispositivo metálico que básicamente hace las funciones de catapulta para poder inhalar el cacao en polvo.

El dispositivo, inventado por el chocolatero belga Dominique Persoone, comenzó como una broma entre él y sus colegas en una fiesta sorpresa de los Rolling Stones. En aquella ocasión estaba diseñando un postre de frambuesa y chocolate, pero en lugar de ser consumido tenía que ser inhalado.

Las 5 drogas más adictivas del mundo Existen muchos tipos de sustancias adictivas, pero hoy hablaremos concretamente de las cinco drogas más adictivas del planeta, en todos los sentidos.

El origen de la moda de esnifar chocolate puro

Como bien sabréis, nuestra lengua es capaz de detectar unos pocos sabores básicos: Dulce, salado, amargo, ácido y umami. Sin embargo, la nariz humana distingue hasta 1 billón de olores diferentes, por lo que esnifar chocolate puro sería otra forma de consumirlo, al menos según Persoone. Este chocolatero empezó a experimentar con la máquina de tabaco de su abuelo, esnifando chocolate puro, pero le parecía “poca cosa”. Por ello, añadió chile a la mezcla, cosa que por lo visto no fue muy agradable.

Oleogustus, el sexto sabor que podemos diferenciar los humanos

Posteriormente, Persoone y sus amigos decidieron que la mezcla ideal incluiría menta seca, jengibre y chocolate. Así que se fueron a comprar los materiales para contruir su propia máquina para esnifar chocolate puro de una forma más cómoda. Tras 10 años desde ese día, su empresa ha vendido más de 25.000 dispositivos de este estilo en todo el mundo. ¿Por qué a la gente le gusta esnifar chocolate puro?

A día de hoy no existen estudios científicos acerca del mecanismo que puede tener el hecho de esnifar chocolate puro sobre el cerebro humano. Sin embargo, a partir de lo que sabemos sobre el contenido del chocolate en general y sus efectos al ser consumido (en comestible) podemos tener algunas ideas: El cacao puro contiene endorfinas y tirosina (un precursor de la dopamina). Ambas sustancias son neurotransmisores naturales que inducen la sensación de placer, por lo que es posible que hacerlas llegar de forma inhalada a la sangre sea más rápido si cabe que en forma comestible.

Descubre como afecta el chocolate a nuestro cerebro

Por otro lado, el cacao es rico en antioxidantes como la epicatequina, una sustancia que aumenta el flujo sanguíneo cerebral y muscular, lo que conllevaría un “chute” de energía. Además, la epicatequina es un neuroprotector y ha demostrado mejorar las funciones cognitivas, por lo que es una mejor opción que consumir otros estimulantes como cocaína o MDMA.

¿Es seguro esnifar chocolate puro?

Finalmente, la pregunta es obligada: ¿Es seguro esnifar chocolate puro?

Los expertos, como el Dr. Jordan Josephson, especialista en otorrinolaringología del Hospital Lenox Hill (Nueva York), opinan que inhalar chocolate en polvo no es seguro, ya que el polvo se percibe en la nariz como un tóxico extraño, pudiendo dañar el pelo y las mucosas internas y llegando a producir cicatrices (como ya sucede con otras sustancias como la cocaína).

Persoone se cubre las espaldas afirmando que su dispositivo advierte de que esnifar chocolate puro en exceso puede ser perjudicial, y que no es recomendable su uso por parte de los niños. Asimismo, el inventor afirma que las sustancias químicas que contiene el chocolate producen sensaciones similares a las que sentimos tras un orgasmo.

El Dr. Josephson no está de acuerdo con esta afirmación, pues no hay evidencia científica de por medio.