sábado, 17 de diciembre de 2016

LLEGA LA COMIDA VIRTUAL!!! NO ENGORDA!

En la Universidad de Tokyo están intentando dar el paso que le faltaba a la realidad virtual, poder saborear!!



Comer alimentos crudos. Consumir comida baja en carbohidratos. Reemplazar los alimentos sólidos por jugos.

Bajar de peso suele ser una ardua batalla contra nuestro apetito y gustos.

Pero un grupo de científicos japoneses dicen haber inventado la manera perfecta de perder algunos kilos: gafas para hacer dieta.

Investigadores del Laboratorio de Interfaz Cibernética de la Universidad de Tokio aseguran que un dispositivo de realidad virtual pueden “engañar” a nuestros sentidos para reducir el apetito. De tal manera que los alimentos bajos en grasas tengan un sabor delicioso y le hagan creer a nuestro cerebro que estamos comiendo más de la cantidad que realmente ingerimos.

Gafas dietéticas

Todo se reduce al control de las porciones.

Takuji Narumi, profesor de doctorado en la Universidad de Tokio, inventó un sistema de realidad virtual llamado “Saciedad Aumentada", que utiliza gráficas interactivas de computador para aumentar virtualmente el tamaño de los alimentos que ingerimos.

Según Narumi, utilizar este sistema puede reducir en un 10% la cantidad de comida que ingiere una persona.

El corresponsal de CNN Internacional, Will Ripley, probó esta tecnología. El dispositivo de realidad virtual que usó aumentó el tamaño de la galleta que le dieron, proporcionándole la sensación de que estaba comiendo una ración más grande.

Además de que la medida de la galleta aumentó, también se alteró el ángulo de sus dedos sosteniendo el alimento para que el cerebro creyera por completo el engaño.

De acuerdo a Michitaka Hirose, profesor de la Universidad de Tokyo que lidera el proyecto, este tipo de tecnología tiene que ejecutarse con límites razonables.

Si, por ejemplo, el tamaño de la galleta se hubiera aumentado en una proporción demasiado grande, el truco virtual hubiera fallado porque la disparidad entre el mordisco real y la proyección de la realidad virtual habría sido demasiado amplia.

Hasta ahora, los investigadores solo han tenido éxito incrementando el tamaño de la comida en un 50%.