martes, 31 de enero de 2017

NO SABÍA QUE SE PODÍA HACER ESO CON PAPEL!!!

Esto si es arte y lo demás tonterías!



El arte no se cansa de dejarnos en claro que la expresión de ideas puede llevarse a cabo con la ayuda de bastantes recursos. Es motivo de la idea escoger las herramientas más adecuadas para ser realizada. En el caso de Rogan Brown, sus utensilios de trabajo son hojas, navajas, cuchillos y sus manos. Agregando a la fórmula buenas ideas, dedicación, paciencia y mucho trabajo; el artista ha creado esculturas delicadas, poderosas y sublimes.

El trabajo de Brown juega con la arquitectura de la naturaleza y su crecimiento orgánico. El artista identifica los patrones vistos en el mundo natural, sean micro o macroscópicos para así desarrollar su propio lenguaje artístico. Sus obras híbridas cuelgan en la cuerda floja que se encuentra entre lo real y lo surreal.

El proceso y material empleado por el artista es de gran importancia y merece cierto grado de admiración por parte de aquellos que respetan la técnica, la visión y el trabajo duro. Los papeles están puestos en capas y cada uno de ellos es meticulosamente cortado con una navaja o un cuchillo. El artista ha tenido que usar decenas de navajas para un solo trabajo. El lento proceso de cortar a mano hoja por hoja resulta en días de trabajo para completar una pieza. El papel representa las cualidades paradójicas que se encuentran en la vida misma; es frágil y duro al mismo tiempo así como fuerte y delicado.

Las esculturas del artista pueden provocar múltiples referencias visuales ante el espectador. Por ejemplo, uno puede vislumbrar estructuras celulares, microbios, formas vegetales, fósiles, insectos, corazas, orificios del cuerpo humano, mapas, etc. Esto se deriva de la convergencia entre el arte, la ciencia, la observación y la imaginación. Brown, a través de su obra, ha intentado evocar el detalle y la complejidad que existe en cada escala natural para así explotarlo desde la excentricidad de la imaginación humana.

Rogan Brown es mitad irlandés y mitad inglés. Hoy en día reside en el medio de un bosque en el Sur de Francia a lado de una montaña. Se la ha pasado su vida viajando, enseñando y creando. Hoy se inspira y se asombra por la complejidad natural que lo rodea y es lo que intenta replicar con un uso tan magnífico del papel.